Argentina Campeón del Mundo en Cadet

Felicitamos a Teo y Ana Zecchin del CVSI quienes se coronaron Campeones Mundiales de la Clase Cadet en Bodstedt, Alemania. También a Julián y a Matías Finsterbusch por el subcampeonato y a toda la flota argentina.

Una felicitación especial a nuestro consocio y coordinador de entrenadores Juan Sanchez, quien se desempeñaba como entrenador del equipo y a nuestra consocia Martina Somodi quien iba como team leader.

El YCA tuvo una fuerte presencia con el siguiente equipo:

Juan Agnoletti
Mateo Bassanetti
Agustin Bassanetti
Felipe Blas
Connie Dolo Biscay
Franco Díaz Tamayo
Martín Díaz Tamayo

¡Felicitaciones a todos!

 

Relato de Juan Sánchez:

Nos juntamos con el equipo dos meses antes del mundial e hicimos base en el Club de Pesca y Náutica las Barrancas. Iban siete barcos al mundial y dos al abierto. El entrenamiento fue muy exigente no sólo por las condiciones duras de la temporada de invierno y el poco viento, sino también por el tipo de trabajo.

Antes de arrancar con el entrenamiento hicimos preparación física. Stella Kralj nos ayudó con los temas médicos e hicimos dietas de nutrición.

Todos los días teníamos entrada en calor, teórica y breve charla sobre los barcos. Después salíamos al agua y entrenábamos por 4 o 5 horas y a la vuelta teníamos revisión con los vídeos.

Viajamos siete días antes: nuestro plan era navegar 5 días y tener dos de descanso. Uno arreglando los barcos sin salir al agua y otro de descanso absoluto. La cancha de regatas era símil lago: sin ola y sin corriente.

Saber de antemano el prónostico – lo veníamos viendo desde hacía un mes – nos ayudó mucho porque sabíamos que hacía el viento. Los barcos eran alquilados, muy nuevos. Los dos primeros días fueron de puesta a punto que funcionó muy bien: eran los barcos más rapidos del mundial.

Terminamos el entrenamiento con los chicos muy confiados para arrancar y con una preparatoria muy buena.

Durante el mundial también fue todo muy exigente: nos despertábamos, teníamos yoga, desayuno, teórica, armado de los barcos. Antes de salir hacíamos un ejercicio de visualización y salíamos a navegar. A la vuelta teníamos una charla motivacional en la casa donde sacábamos conclusiones. Antes de irnos a dormir hacíamos otro ejercicio de relajación.

Fue un campeonato difícil, con 63 barcos en el Mundial y 56 en el abierto. Se dieron todos los días vientos calmos a medios y se trabajó muy bien: los chicos estuvieron a la altura de las circunstancias.